1 abr. 2010

Sigamos caminando

La vida es para mí ese frágil período de tiempo en que un alma habita un cuerpo para cumplir un ciclo, aprender y dejar huella.

Cuando el médico me dijo que tenía cáncer, me di cuenta que todavía me faltaba mucho por aprender, y cuánto más todavía, para dejar huella.

A veces no se trata de ganarle a la muerte, sino de ganarle al olvido, y entre los arabescos que dibuja el ánimo en esa circunstancia, se descubre una fuerza que ni una misma sabe que tiene. La gran mayoría de las mujeres que conozco, han sentido lo mismo.

Es bueno saber que no estamos solas. Que hay un ejército luchando con todas y cada una de nosotras; familiares, amigos, médicos, enfermeras, colegas son también héroes y heroínas en la batalla.

Es bueno saber que podemos compartir experiencias, seguir sintiéndonos bellas y solidarias, reírnos, y que no tenemos que pedirle permiso a la vida para seguir disfrutando, y aprendiendo; y caminando firme, que es la mejor manera de dejar huellas.


Pat.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pat...Me alegro que finalmente hayas materializado esta idea que hace tanto que vienes soñando.
Precioso mensaje de una MUJER muy fuerte!!
Sole

(MAMA MIA) dijo...

Gracias, Sole, por acompañarme desde el principio. Es verdad, la idea estaba desde entonces, pero era mucho para hacerlo sola.
Un beso, Pat

ines dijo...

Cati que lindo!!!!!! estoy orgullosa de ser tu amiga. besos a todas Ines