29 ago. 2010

No es sólo cuestión de mujeres...











Muchos no lo saben, pero los hombres también tienen glándulas mamarias, por lo tanto también pueden desarrollar cáncer de mama.
Por su puesto que ni les pasa por la mente esa posibilidad, y si les sale un bulto en la zona, lo desestiman o demoran en llegar a la consulta porque... "a ellos no les puede pasar". Esto trae el riesgo de que la consulta sea tardía y ya haya matástasis!(bajo índice de sospecha incluos a nivel médico).
El porcentaje es mucho menor(1%), pero la sintomatología, los tipos y los tratamientos son los mismos que los de la mujer. Una diferencia importante es que en ellos generalmente no se plantea la "conservación" de la mama pues es mucho menos notoria, por lo tanto se procede directamente a la mastectomía.

Cuando hablamos de tomar conciencia nos referimos a TODOS (hombres y mujeres), especialmente si hay antecedentes familiares ( el cáncer genético muchas veces es transmitido por el padre y no por la madre).
Que no nos dé vergüenza hablar de estas cosas...





En esta dirección hay un artículo interesante respecto al tema:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2003/06/20/cancer/1056122894.html

22 ago. 2010

Anécdota asimétrica...Nº1

Era lunes, estaba feliz porque no me tocaba trabajar de mañana. Podría dormir hasta tarde!
A las ocho de la mañana sonó el teléfono y para mi desconcierto, una colega me comunicaba que no podía entrar al consultorio porque la empleada doméstica no había ido a trabajar -sin avisar!- y estaba cerrado. Sus pacientes con sus padres estaban junto a ella esperando... Tuve que saltar de la cama y vestirme a toda veloocidad. Me puse lo primero que encontré, aún entredormida, tomé las llaves y la cartera y paré un taxi en la calle. Todo en menos de cinco minutos!Llegué. Estaban todos en la puerta con caras de incomodidad. Respiré profundo, pedí disculpas por lo sucedido, abrí la puerta y entraron.
De pronto me miré y noté algo raro, estaba asimétrica!
Le pregunté a mi colega:

_ ¿Vine así?-mientras desviaba mi vista a mi pecho.
_ Si -me contestó- me pareció raro pero supuse que fue por el apuro...

Efectivamente, ni me acordé de colocarme la "externa". Ella quedó muy tranquila apoyada sobre la mesa de luz viendome correr por el cuarto.
Una vez que tomé conciencia de su falta ( somos nosotras las complicadas, porque la gente muchas veces ni se da cuenta), no me daban las manos para disimular la chatura unilateral. Lo peor fue que era verano y no tenía más que una remera!
Acomodé la cartera sobre la "zona prohibida" y volví a casa aún con taquicardia por la corrida y los nervios vividos.
Fui al cuarto, la agarré con cuidado, la coloqué en su bolsillo secreto del soutien y le dije:

_Todavía no te tengo incorporada a mi esquema corporal...

Lamentablemente no pude volver a dormirme. El lunes había comenzado a todo ritmo!

12 ago. 2010

Mujeres asimétricas

Un grupo de mujeres francesas mastectomizadas hicieron este video para compartirlo con el mundo. No quieren ser un tema tabú!, quieren demostrar que una "amazona" puede ser una mujer feliz a pesar de la "asimetría".

Disfrútenlo!




Buen día!
En Francia, ser una mujer con un sólo seno es tabú.
Cada año más de 15.000 mujeres con cáncer de seno son mastectomizadas.
¿Cuántas mujeres en el mundo se vuelven "asimétricas"?
Millones seguramente...Nadie habla de ello.
La sociedad médica francesa indica la reconstrucción mamaria, la que la mayoría de las mujeres no desea.
¿Por qué no?
Porque después de la enfermedad, de la operación, del tratamiento, ellas no quieren volver al hospital, ni quieren tener más cicatrices.
Quieren recuperar su vida, encontrarse nuevamente a sí mismas para seguir andando.
Entonces, ¿cuál es el problema?

La femineidad es más que un seno.
Somos "asimétricas", pero vivimos, reímos, amamos!

3 ago. 2010

Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor "del fuego" (Simone Seija Paseyro, uruguaya)

Este texto lo compartió con todas nosotras una flor de nuestro ramo multicolor...


Alguien me dijo que no es casual...que desde siempre las elegimos.

Que las encontramos en el camino de la vida, nos reconocemos y sabemos que en algún lugar de la historia de los mundos fuimos del mismo clan.
Pasan las décadas y al volver a recorrer los ríos esos cauces, tengo muy presentes las cualidades que las trajeron a mi tierra personal. Valientes, reidoras y con labia. Capaces de pasar horas enteras escuchando, muriéndose de risa, consolando. Arquitectas de sueños, hacedoras de planes, ingenieras de la cocina, cantautoras de canciones de cuna.
Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de "un fuego", nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen.
Ese fuego puede ser la mesa de un bar, las idas para afuera en vacaciones, el patio de un colegio, el galpón donde jugábamos en la infancia, el living de una casa, el corredor de una facultad, un mate en el parque, la señal de alarma de que alguna nos necesita o ese tesoro incalculable que son las quedadas a dormir en la casa de las otras.
Las de adolescentes después de un baile, o para preparar un examen, o para cerrar una noche de cine.
Las de "veníte el sábado" porque no hay nada mejor que hacer en el mundo que escuchar música, y hablar, hablar y hablar hasta cansarse. Las de adultas, a veces para asilar en nuestras almas a una con desesperanza en los ojos, y entonces nos desdoblamos en abrazos, en mimos, en palabras, para recordarle que siempre hay un mañana. A veces para compartir, departir, construir, sin excusas, solo por las meras ganas.
El futuro en un tiempo no existía. Cualquiera mayor de 25 era de una vejez no imaginada...y sin embargo...detrás de cada una de nosotras, nuestros ojos.
Cambiamos. Crecimos. Nos dolimos. Parimos hijos. Enterramos muertos. Amamos. Fuimos y somos amadas. Dejamos y nos dejaron. Nos enojamos para toda la vida, para descubrir que toda la vida es mucho y no valía la pena. Cuidamos y en el mejor de los casos nos dejamos cuidar.
Nos casamos, nos juntamos, nos divorciamos. O no.
Creímos morirnos muchas veces, y encontramos en algún lugar la fuerza de seguir.
Bailamos con un hombre, pero la danza más lograda la hicimos para nuestros hijos al enseñarles a caminar.
Pasamos noches en blanco, noches en negro, noches en rojo, noches de luz y de sombras.
Noches de miles de estrellas y noches desangeladas.
Hicimos el amor, y cuando correspondió, también la guerra.
Nos entregamos. Nos protegimos. Fuimos heridas e inevitablemente, herimos.

Entonces...los cuerpos dieron cuenta de esas lides, pero todas mantuvimos intacta la mirada.
La que nos define, la que nos hace saber que ahí estamos, que seguimos estando y nunca dejamos de estar.
Porque juntas construimos nuestros propios cimientos, en tiempos donde nuestro edificio recién se empezaba a erigir.
Somos más sabias, más hermosas, más completas, más plenas, más dulces, más risueñas y por suerte,
de alguna manera, más salvajes.
Y en aquel tiempo también lo éramos, sólo que no lo sabíamos.
Hoy somos todas espejos de las unas, y al vernos reflejadas en esta danza cotidiana, me emociono.
Porque cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor "del fuego" que deciden avivar con su presencia, hay fiesta, hay aquelarre, misterio, tormenta, centellas y armonía.
Como siempre. Como nunca. Como toda la vida.


Para todas las brasas de mi vida, las que arden desde hace tanto, y las que recién se suman al fogón.




GRACIAS POR ESTAR!!!

2 ago. 2010

Comentarios de MAMA MIA en Facebook:


Hoy alguien recibió el resultado de su mamografía; todo bien, respiró con alivio. También hoy, alguien supo que tendría que enfrentarse al cáncer de mama.
Celebramos las alegrías, respetamos los silencios, informamos, compartimos. Si crees que puedes compartir nuestro mensaje, con unos pocos clicks, invitando a sumarse ...a este movimiento, quién sabe, tal vez le devuelvas a alguien las ganas de sonreír.
Mama Mía.