28 sept. 2011

¿Qué tal si volvemos a mirarnos al espejo?


Su pelo más corto, sus cejas escasas y su piel oscurecida por el tratamiento habían hecho que no volviera a mirarse al espejo. Por suerte se había animado a llamarme para conversar.

Un clavo en la pared vacía de su dormitorio matrimonial mostraba que “El Espejo” había sido escondido. Me lo trajo tímidamente y lo colgué. Era grande, hermoso, importante. Nos sentamos frente a él. Apoyé mis manos sobre sus hombros con cariño y ambas lo miramos. Éramos parecidas a pesar de los años que nos separaban. Sus maravillosos ojos miel seguían siendo los mismos. No había perdido esa expresión tan dulce que la destacaba. Era la misma Mujer. Saqué de mi bolso varios pañuelos con colores fuertes y muy alegres. También tenía un par de sombreros muy coquetos y originales. Abrí mi maletín de Maquillaje. Escogí una base adecuada que ocultó las manchitas que tenía en su rostro, con la sombra perfilamos sus cejas que volvieron a darle un marco importante a su mirada. Para sus labios eligió un brillo color ciruela que le quedó super bien. Le di color con un rubor rosado. Algo muy suave y natural la hizo sentirse diferente, más segura… Volví a ver su sonrisa.

Hoy, después de un año, seguimos mirándonos en el espejo de su dormitorio que luego de aquella tarde nunca más volvió a descolgar.

María Curiel


Gracias María por permitirnos compartir este precioso texto tuyo!!!

23 sept. 2011

Seguimos caminando! Esta vez por el Pereira Rossell...


Queremos compartir la hermosa experiencia de haber visitado a las mujeres del pabellón de Oncología del Hospital Pereira Rossell, en Montevideo, Uruguay.


Mujeres solidarias

Esta fue la publicación del evento del corte de pelo solidario que hizo EL OBSERVADOR el día 22 de setiembre de 2011.
Agradecemos de corazón la colaboración y difusión del mismo.




¡¡¡Muchísimas gracias!!!


8 sept. 2011

Todo es cuestión de ACTITUD.




cid:image001.jpg@01CA3C3E.5EC94C90
Una mujer muy sabia se despertó una mañana,
se miró al espejo, y notó que tenía solamente tres cabellos
en su cabeza. 'Hmmm' pensó,
'Creo que hoy me voy a hacer una trenza'.
Así lo hizo y pasó un día maravilloso.
cid:image002.jpg@01CA3C3E.5EC94C90
El siguiente día se despertó, se miró al espejo
y vio que tenía solamente dos cabellos en su cabeza.
'Hmmm' dijo, 'Creo que hoy me peinaré de raya en medio'.
Así lo hizo y pasó un día grandioso.
cid:image003.jpg@01CA3C3E.5EC94C90

El siguiente día, cuando despertó, se miró al espejo
y notó que solamente le quedaba un cabello en su cabeza.
'Bueno' se dijo, 'ahora me haré una cola de caballo.'
Asílo hizo, y tuvo un día muy, muy divertido.
cid:image004.jpg@01CA3C3E.5EC94C90
A la mañana siguiente, cuando despertó
corrió al espejo y enseguida notó que no le quedaba un solo cabello en la cabeza.
'¡Qué ,Bien!', exclamó. '¡Hoy no me tendré que peinar!'



cid:image005.jpg@01CA3C3E.5EC94C90
Tu actitud es todo en la vida. Alégrate cada mañana.Ríete de ti mismo.
Acéptate. Sé bondadoso y amable con los demás. Sonríeles, porque cada persona que te encuentres
tiene sus problemas y tu sonrisa lo ayudará.

cid:image006.jpg@01CA3C3E.5EC94C90

La vida no es esperar a que la tormenta pase,
ni es abrir el paraguas para que todo resbale...


cid:image007.gif@01CA3C3E.5EC94C90
La Vida es aprender a bailar bajo la lluvia.


¡Que cada día de tu vida lo disfrutes al máximo!

Selva nos cuenta su historia desde Rosario








Hola chicas, me alegra encontrar este lugarcito, para leerlas y estar junto a ustedes, soy de Rosario Argentina.

Mi historia

Comenzó un día en una reunión de amigas, somos un grupo bastante unido, y ese día yo había llegado preocupada a la cita para cenar, fue cuando me senté y le comenté a una de ellas que se fijara que sentía el párpado caído.

- Puede ser presión - me dijo- ¿cuánto hace que no vas al médico?

- Nunca - le contesté.

- ¿No hiciste nunca la revisación anual?

- No- le contesté- soy muy reacia a ir a los médicos.

Ella trabaja en un hospital en Anatomía Patológica, y me dijo que me llevaría a hacer un chequeo y control. Así fue, comencé esa misma semana.

Enero de 2010. Empecé con una consulta al ginecólogo, del cual salí victoriosa.

- ¿Viste que todo estaría bien? -le dije a mi amiga.

- Recién empezás - me contestó- ahora vamos que nos esperan para la mamografia.

Y ahí comenzó todo mi calvario. Salí de ahí, volviendo a casa, para continuar con los estudios en los días siguientes, pero la sorpresa fue cuando, antes de llegar a casa, me llamaron del hospital y me pidieron que volviera urgente. Me asusté. Me dijeron los técnicos que debía consultar a un médico especialista en mamas porque lo que ahí veían era grave.
Era enero y encontrar un médico en pleno auge de vacaciones iba a ser difícil. Por suerte lo encontré para el fin de semana.
Me senté en su consultorio y le dije: no sé qué pasa, estoy asustada, quiero que me diga que hay acá.

- ¿Por dónde empezamos?- me dijo.

- Por la verdad - le contesté- toda la verdad.

- Puedo diagnosticarte ya mismo, porque ante semejante placa no hay dudas, tenés cáncer en la mama derecha, te opero en 10 días. No hay tiempo Selva, el 23 de febrero te quiero internada y lista, porque el 24 te opero.

Así fue, todo tan ligero, que todavía lo recuerdo y se me hace piel de gallina.
El 24 de febrero me sacaron un tumor grande de casi 5 cm y 7 ganglios complicados, afectados.
Toda la recuperación fue lenta pero marchó bien. Después tuve 8 sesiones de quimioterapia y 50 de rayos.
Mi pelo, mis cejas y mis pestañas cayeron, mis venas se cristalizaron, quedaron bien finitas, mis dolores de la quimio eran muy duros y los rayos me produjeron una quemadura de 2º grado en el cuello.

Y acá estoy, firme al pie del cañón. Luchando y alimentándome sano, agradeciéndole a Dios por cada día que despierto... por mi familia y amigas, por mi madre, por mi nietito de 3 años...por mí, porque quiero vivir.

Les digo que se puede, todo es la fuerza de voluntad y las ganas de vivir, de no bajar los brazos.

El lunes próximo comienzo toda mi revisión anual, y allá voy!!!

A todas les dejo un inmenso abrazo,
y no dejen de ir al médico


Saludos
Selva