20 dic. 2011

Un cuento para vencer obstaculos - historia de la India


Un hombre encontró el capullo de una mariposa. Un día, apareció en él una pequeña abertura, entonces se sentó y observó durante viarias horas cómo la mariposa luchaba, esforzándose para poder pasar a través de ese agujerito. Luego, le pareció que la mariposa ya no progresaba, era como si hubiera llegado al límite de sus posibilidades y no pudiera seguir avanzando. Es por eso que decidióayudarla: tomó una tijera y cortó el pedacito restante del capullo. La mariposa salió fácilmente pero tenía el cuerpo hinchado y las alas pequeñas y arrugadas. El hombre siguió observándola, esperando que en cualquier momento las alas pudieran agrandarse y expandirse para poder soportar el cuerpo que, a su debido tiempo, se contraería. Nada de eso sucedió. De hecho, la mariposa pasó el resto de su corta vida arrastrándose con el cuerpo hinchado y las alas encogidas. Nunca pudo llegar a volar.
Lo que el hombre no comprendió, en su bondad y apuro, es que el obstáculo del capullo y la lucha necesaria para que la mariposa pudiera pasar por la diminuta abertura era el modo en que Dios obligaba a que el fluido del cuerpo de la mariposa llegara a sus alas para que estuviera en condiciones de volar una vez que se liberara del capullo.
Algunas veces, las luchas y dificultades son exactamente lo que necesitamos en nuestras vidas. Si Dios permitiera que pasáramos por la vida sin enfrentar obstáculos , nos volveríamos inválidos.

3 dic. 2011

SE TU ( Carta a una mujer que enfrenta el cáncer)

Amiga, sé como el jazmín, que aún marchito, no deja de ser jazmín, y sigue ofreciendo su aroma que cautiva. Sé como el agua, buena por fuera y buena por dentro. Sé como la tenue luz de una vela: ilumina, pero no ciegues. Sé la mano que se extiende, que acaricia, que siembra, y tu alma recogerá los frutos. Sé tu, dejando ser. Quiérete y serás querida. Respétate, y serás respetada. Cree, y se te dará aquello en lo que creas. Sonríe, y te sonreirán los que te rodean. Camina, y tu horizonte se moverá contigo para que tu senda no acabe. Observa, aprende, lucha, disfruta, agradece; y sigue caminando.   (Patricia, en www.cartasparallevar.blogspot.com)