2 ago. 2013

María y sus hijos volvieron a sonreír


Hace casi un mes Novara llamó a Patricia pidiéndole ayuda para una mujer de Maldonado con tres hijos que estaba en tratamiento de quimioterapia y necesitaba una peluca. Al mismo tiempo Eli recibió un mensaje de Rosario solicitando lo mismo. Al comentar la coincidencia dedujimos que se trataba de la misma persona.
La contactamos pero se hacía difícil resolver la situación a distancia ya que María no podía viajar a Montevideo. 
Las maestras de la escuela de sus hijos se ofrecieron de intermediarias  para lograr el contacto y  juntarían el dinero para pagar el pasaje a la capital.
Hace unos pocos días recibimos un nuevo mail de María muy angustiada porque su hijo menor no la quería ver sin cabello. 
De pronto se nos ocurrió algo, contactamos a Jeannette, amiga de MAMA MIA quien reside en Maldonado y le planteamos lo que sucedía. Ella había donado su peluca al terminar su tratamiento pero sin dudarlo se comprometió a buscar ayuda entre las personas del lugar. Al otro día nos comunicó que en la peluquería de Judith le prestarían una peluca nueva.
Intercambiamos teléfonos y direcciones entre la maestra Fabiana y Jeannette y prontamente en menos de 24 hs. María lucía una linda peluca que parecía hecha a medida para ella!
Llamamos para agradecerle a Judith quien con una suave voz nos dijo: "Hace 15 años que me dedico a ayudar a las mujeres que lo necesitan". Esto me hace feliz y no se imaginan cómo se le iluminó el rostro a María cuando se vio con su cabellera morena.
Judith, luego de pasar por una situación difícil de enfermedad, decidió  ayudar a los demás y actualmente es apoyada por ZONTA, una organización internacional de ayuda a la mujer quien le compra las pelucas para que ella las preste a quien las necesite.

Seguimos encontrando gente que SIRVE en el camino de la VIDA.

  ¡¡¡GRACIAS A TODOS LOS ESLABONES DE ESTA CADENA!!!



María y sus tres hombrecitos

1 comentario:

Pelucas dijo...

Felicidad tan perfecta, y sencillamente bella. En la fuerza y la fe esta todo.