4 may. 2014

La Asociación Cristiana de Jóvenes de Uruguay apoya a MAMA MIA


Soy Elizabeth, socia de la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ) desde mi niñez.
En dicha institución , a lo largo de los años, desarrollé mi cuerpo, jugué, entrené, aprendí a trabajar en equipo y socialicé con muchísimas personas a través de variadas actividades.  Hace 45 años que siento que la ACJ es mi club, en él me siento en equilibrio entre alma, mente y cuerpo, tal como su símbolo lo indica.

En el marco del mes de la Mujer, este año la ACJ me abrió sus puertas como tantas veces, pero esta vez para algo diferente, para presentar el libro QUERIDA MAMA MIA que con mi amiga Patricia Gandaria, como pacientes oncológicas, escribimos con la intención de ayudar a las personas que tienen cáncer a enfrentarlo con una actitud diferente.


Tuvimos el honor de ser presentadas ante la audiencia por mi profesora de la clase de hidrogimnasia Adriana Echavarría, quien me acompañó con su sonrisa, palabras y miradas comprensivas durante toda mi rehabilitación post-quirúrgica. 

Estas son sus palabras, las que hoy quiero compartir:

Buenas noches, bienvenidos a nuestra querida ACJ.
Es un placer compartir la presentación del libro  “Querida Mama Mía” de Elizabeth y Patricia, especialmente quisiera agradecer a Elizabeth, mi querida alumna,  siempre con una sonrisa, aún en los momentos difíciles, que desde los 11 años es socia de la institución,  quien además se  formó como líder, una tarea hermosa que marca mucho en la formación de la persona y que contribuye a la ACJ a ser una institución diferente, no una más. Ella, unida fuertemente a la misma junto a su amiga,  eligen hoy presentar su libro, lo cual para nosotros es un halago, ya que trabajamos día a día con mucha entrega por brindar todo lo que necesita la integridad del ser humano.
Es un honor recibirlas y acompañarlas en esta misión que han emprendido con “Mama Mía” como compañeras,  amigas de la vida y testigos directos de que SE PUEDE, y con el objetivo, además, de ayudar a muchas más que lo necesitan; esto es maravilloso.
Gracias Elizabeth  por permitirme formar parte de este día tan especial y a Patricia por aceptarlo.
Desde la educación física, hermosa profesión que he elegido y que me ha permitido crecer personal y profesionalmente, es un placer poder transmitir a los alumnos con los cuales comparto el día a día, en especial en el mes de la mujer: a la mamá, a la esposa, a la hija, a la profesional, a la estudiante, a la abuela, a la amiga, a la novia,  que la prevención en la salud  y el  cuidado de nuestro cuerpo,  no pasa solamente por el aspecto fisiológico, sino por compartir un abrazo, sentirse parte de un grupo, construir amistades, ayudar, colaborar, escuchar,  ser solidario cuando un compañero o amigo decae, en fin,  compartir espacios con cariño y energía positiva en donde los otros dos aspectos de la tríada que simboliza la esencia de la ACJ, el alma y la mente se alimenten, para desde adentro sentirnos hermosas y así  transmitirlo en el día a día.
Espero que disfruten de la velada, buenas noches.

Como perfecto complemento inesperado a la presentación, a la entrada del salón había una exposición de coloridas pinturas de mujeres que dejaron su huella y unas hermosas esculturas que nos sorprendieron por lo acertadas a la temática de la charla.¿Casualidad?... no lo creo.






Gracias a la ACJ y a cada uno de quienes nos apoyan en la difusión de la labor de MAMA MIA.
Patricia y Elizabeth  


   

1 comentario:

Dianaluflor dijo...

Hola, me gustó mucho su blog, les invito a visitar el mío http://blogcancercuenca.blogspot.com/ lo hice con mucho cariño