12 abr. 2015

¡CUANTAS PUERTAS!¿las abrirías?

Si supieras que detrás de algunas puertas hay dolor, de otras decepción, de otras enfermedad , pérdidas; detrás de otras, pequeñas alegrías, momentos perfectos, y la certeza absoluta de que una de ellas te conduce a la felicidad. ¿Acaso no arriesgarías a enfrentar lo que haya detrás de cada una? La felicidad, la alegría, los momentos perfectos, se alcanzan, y para ello es necesario arriesgarse a abrir algunas puertas. Que abras las puertas apropiadas, y al menos las que no son felices te dejen aprendizaje.

No hay comentarios: