26 ene. 2017

El cáncer y las emociones. Dra. Odile Fernández

Compartimos este interesante artículo de la Dra. Odile Fernández.


Historia en Breve-

  • La Dra. Odile Fernández nos cuenta su historia personal como sobreviviente de cáncer de ovario con múltiples metástasis
  • El desarrollo del cáncer depende y mucho de lo que comemos, pero también depende de nuestras emociones
  • La meditación, relajación, respiración consciente y la práctica de la visualización creativa son algunas de las técnicas más eficaces que pueden utilizar los pacientes con cáncer para conseguir un estado pleno de armonía espiritual y mental
  • La Dra. Fernández nos habla de la importancia de pedir ayuda, nos describe las reglas para ser feliz y nos invita vivir el presente
Por la Dra. Odile Fernández
Esta es la segunda parte de mi serie de artículos Mis Recetas Anti cáncer. En la primera parte cuento mi historia y mi relación con el cáncer así como también hablo de los alimentos anticáncer y mi plan de sanación. (http://www.misrecetasanticancer.com/)

En el artículo de hoy voy a hablar sobre las emociones y el cáncer y la relación del cáncer con el estrés.

Mi Historia

Me llamo Odile Fernández, soy médico de familia, tengo 36 años y dos niños. En 2010 tuve cáncer de ovario con múltiples metástasis y la verdad es que las expectativas y esperanza de vida eran limitadas. Yo quería buscar algo más que no fuera alargar un poco la vida sino que lo que quería era sanar.
Como médico decidí buscar toda la información bibliográfica científica que relacionase el cáncer con la alimentación y los estilos de vida. Algo que no me habían enseñado en la Facultad pero que la evidencia me demostró que existía ese soporte de que la alimentación y los estilos de vida tienen que ver con el cáncer. Entonces, inicie un cambio en mi estilo de vida: cambie la forma de alimentarme, comencé a hacer ejercicio, perdí peso y cambie mi actitud ante la enfermedad y frente a la vida, viviendo en el aquí y en el ahora, aprovechado cada segundo, cada instante, porque la vida es limitada.

La Mente Anticáncer

El desarrollo del cáncer depende y mucho de lo que comemos, pero también depende de nuestras emociones, de nuestra manera de afrontar los conflictos y relacionarnos con nosotros mismos y nuestros semejantes.
Los conflictos pueden ser el origen del cáncer. Al día de hoy, la ciencia aún no ha podido identificar los conflictos como un carcinógeno, pero si ha demostrado que los conflictos no resueltos y el estrés contribuyen a que el cáncer se desarrolle más deprisa.
Por eso nuestra prioridad debe enfocarse en procurar que seamos felices, que vivamos la vida con alegría y de forma positiva. Que busquemos una motivación para sanar y vivir. En mi caso mi motivación era mi hijo de 3 años.
Enfócate en lo que te hace feliz y te hace disfrutar. Cree en tus sueños, pues si crees en los sueños, los sueños se crearán.

Estrés y Cáncer

El estrés influye en el cáncer, tanto que aumenta el riesgo de padecer cáncer de las personas sanas y reduce las tasas de supervivencia de las personas que ya lo han desarrollado.
Todos sufrimos situaciones que nos causan estrés, pero cada uno afronta estas situaciones de manera diferente. Cuanto más desbordados e impotentes nos sintamos ante los conflictos más posibilidades habrá de desarrollar cáncer.
Cuando estamos sometidos a un estrés crónico se liberan hormonas que activan el crecimiento y desarrollo del cáncer. Cuando estamos estresados liberamos cortisol y adrenalina que estimulan la liberación de sustancias inflamatorias, al sistema nervioso simpático y bloquean a las NK, favoreciendo así la aparición de cáncer.
El estrés es inevitable, lo que podemos hacer es aprender a manejarlo. Debemos aprender a que se nos resbalen las cosas y evitar que nos afecten.
Para aprender a manejar y controlar el estrés te aconsejo que empieces a realizar ejercicios de relajación y respiración consciente.
La meditación es una de las técnicas más eficaces que pueden utilizar los pacientes con cáncer para conseguir un estado pleno de armonía espiritual y mental. La meditación es ideal para manejar el estrés y aprender a afrontar los conflictos de forma sosegada. La meditación consiste en concentrar nuestra mente en la respiración mientras vemos pasar los conflictos, los miedos y las vicisitudes por nuestra mente, pero sin prestarles atención, sin perder nuestro tiempo en ellos.
Verás cómo mejora la forma de afrontar los problemas y consigues más paz y calma mental.

Practica la Visualización Creativa

Transmítele a tus células tu deseo de sanar, para eso es muy útil la visualización creativa:
  • Imagina a las células cancerosas como débiles, inútiles. Son un ejército mal organizado.
  • Cuentas con un ejército de diferentes tipos de glóbulos blancos que pueden "cargarse" a las células cancerosas. Ponle imagen a los linfocitos, a las Natural Killers y a los macrófagos. Deben ser muy fuertes y disciplinados.
  • Tu sistema inmune es agresivo e inteligente y continuamente está buscando y atacando a las células cancerosas.
  • Recrea la batalla entre el sistema inmune y el cáncer. Mientras tu sistema inmune gana la batalla visualiza como se va reduciendo el tumor hasta desaparecer de tu cuerpo.
  • Yo imaginaba que los linfocitos eran policías con perros salvajes muy fieros que machaban al cáncer, y las NK eran Tyrannosaurus Rex despiadados que atacaban continuamente descuartizando a las células tumorales.
  • Tras la victoriosa batalla de nuestras células inmunitarias, los restos de las células cancerosas muertas son barridos y eliminados del cuerpo. Las zonas de tu cuerpo donde previamente estuvo el cáncer son reparadas y vuelven a funcionar a la perfección como si nada hubiese pasado.
  • Imagina como el tratamiento administrado (quimio, radioterapia, alimentación, reiki, acupuntura…) es fuerte y poderoso.
  • Una vez vencido el cáncer visualízate feliz, haciendo aquello que más te gusta y rodeado de tus seres queridos. Imagínate lleno de paz y felicidad. Felicítate por lo bien que lo has hecho logrando tu sanación y deja que tus seres queridos te feliciten.
  • Si tienes dolor en alguna zona del cuerpo imagina como ese dolor va disminuyendo y desapareciendo.

Pide Ayuda

Las personas con cáncer no suelen pedir ayuda a los demás tienden a querer hacerlo todo ellos solos. Por eso, si tienes cáncer ¡no te hagas el fuerte, pide ayuda!
Tu familia, tus amigos, son tus mejores aliados
El papel de la familia y los amigos durante la enfermedad es crucial. Se ha demostrado que las personas que cuentan con apoyo emocional efectivo por parte de sus seres queridos viven más y tienen mayor calidad de vida que aquellas personas que viven la enfermedad en soledad.
En mi caso mi pareja, mi hijo, mis padres y mis amigos jugaron un papel muy importante por el apoyo y el amor que me mostraron durante todo el proceso. Siempre estuvieron a mi lado ya lloviese o saliese el sol.
Mi pareja y mi hijo se raparon cuando se me cayó el pelo por efecto de la quimioterapia para acompañarme y con ese simple gesto me decía NO ESTAS SOLA.
Busca el apoyo de tus seres queridos. Si no tienes familiares o amigos cerca acude a asociaciones de enfermos con cáncer donde encontrarás apoyo físico y emocional.

Mis Reglas Para Ser Feliz

No quiero despedirme sin dejarte unas sencillas reglas para ser feliz que intento aplicar en mí día a día.
  • Libera tu corazón del odio. Perdona viejos rencores y rencillas del pasado.
  • Libera tu mente de preocupaciones. Aprende a darle la importancia justa a las cosas, haz que los problemas te "resbalen."
  • Vive humildemente y sin grandes pretensiones. Olvídate del consumismo. Vive con poco.
  • Da más, sin la intención de recibir. Lo importante es que ofrezcas cosas que nosotros creemos valiosas e importantes. Espera menos.
  • Sustituye la tristeza y la depresión por alegría y entusiasmo. Sé siempre positivo.
  • Cambia el miedo y la ansiedad por paz y serenidad. Cambia la ira, la envidia y la frustración por paciencia y amor.
  • Amate intensamente y después ama a los demás. Ama a la vida. Aférrate a ella.
  • Toma el control de tu vida y de tu enfermedad. Tú debes ser parte activa de tu enfermedad. No te limites a que los médicos te prescriban un tratamiento. Pregunta, busca, indaga. Conviértete en un paciente activo.
  • Dale las gracias al cáncer. Suena tremendo, pero es así. Gracias a un proceso que te convulsiona la vida puedes darle la vuelta a tus creencias y reinventarte a ti mismo. El cáncer es una oportunidad para cambiar tu vida, reflexionar sobre el pasado y planear un presente y un futuro más espiritual, más consciente y armónico. El cáncer te ayuda a saber quiénes son tus verdaderos amigos y las personas que realmente te aman.
  • Vive en armonía con la naturaleza. Pasea por el campo y la playa con los pies descalzos. Siente la brisa en la cara y la humedad del suelo en tus pies. Si puedes trasládate a vivir al campo.
  • Disfruta de cada momento que te ofrece la vida. Disfruta de cada caricia, de cada sonrisa, de cada abrazo.
  • Viaja. Descubre nuevas y positivas experiencias. Al fin y al cabo eso es lo único que nos llevamos al morir.
  • Confía en tu poder para sanar. Nada es permanente excepto el cambio. Por eso, cualquier enfermedad es reversible. El poder está en nosotros.
  • Aprende a escucharte y confiar en tu instinto.
  • Practica la risoterapia. Ríete. Rodéate de quien te haga sonreír, no de quien te haga sufrir.
  • Aprende a decir No. Primero mira por ti y después por los demás.
  • Recuerda que nada ocurre por casualidad. Si este artículo ha llegado hasta ti es porque has deseado tener esta información.

Solemos vivir pensando que la vida es infinita. Pensamos que siempre hay un mañana para cumplir nuestros sueños, para decir te quiero o dar un abrazo a un ser querido. No hay mil mañanas, no sabemos cuándo acabará nuestra vida, así que disfruta del momento y persigue tus sueños.

9 dic. 2016

JUNTOS



Quiero darte una mano
Y en ese momento
Yo sentiré la tuya
Áspera o suave
Cálida o fría.
Y sentirás la mía.
Y en el contacto
Seremos dos manos.
Quiero darte un abrazo
Y ese momento
Sentiré el tuyo
Y esas tus manos
Cruzándose en mi espalda.
Seremos unidad
No sé si te conozco
No sé quién de los dos
Al otro necesita.
Sólo sé que al mundo
Le faltan manos
Le faltan brazos
Que quieran compartirse.
Le faltan corazones sanos
Mentes abiertas
Solo se que al mundo
Le falta voluntad de paz
Y sobran egos que se encumbran
En pedestales pobres.
Quiero darte una mano
Que te ayude a bajar
Porque ahí arriba la soledad es grande,
Quiero darte una mano
Que te ayude a bajar y estar entre la gente.
Porque todos juntos,
Muchas manos, y brazos,
Codo a codo,
Con risas y caricias,
Haremos la alegría más inmensa
Y haremos las penas más livianas.
Nos unimos para ser más fuertes,
Edificar lo que deseamos en las fiestas.
Para mostrar que ser amable
Es mucho más que educación,
Que es corazón, es voluntad,
Es sentimiento.
Para mostrar que la sonrisa es saludable
Y contagiosa.
Aquí estoy.
Quiero darte una mano
Un poco áspera
Un poco tibia,
Y que me des la tuya y nos unamos
Con muchos otros
En la idea
En la búsqueda
De un mundo
Un poco mejor.


Patricia, 2016.




2 nov. 2016

CAMINANDO POR LA VIDA 2016




El pasado sábado 22 de octubre, nos congregamos nuevamente, desde diferentes partes del mundo, bajo la consigna de caminar vestidos con algo de color rosa, cantando, POR LA VIDA.
Esa es nuestra manera de hacerle frente al cáncer, desde el lugar del "se puede", de la esperanza y la alegría de vivir.
Un año más pudimos comprobar que esa alegría también convoca, que cada vez somos más, que unidos tendremos más fuerza y sobre todo, como expresamos al iniciar la actividad, que no podemos permitir que el cáncer nos contamine el alma. Queremos que él sea un maestro, que nos ayude a transformar y transformarnos en personas más conciliadoras, más generosas y solidarias.
Caminamos por nosotras y recordando al soltar los globos, en respetuoso y amoroso silencio a las compañeras que no están, y a otros seres queridos.
Caminamos cantando "Querida", la canción que desde 2013 nos acompaña y nos recuerda que por más largo que sea el camino, no debemos temer, sino elevar nuestro ánimo.
Una vez más, nos despedimos con nuestro saludo de siempre:
Seguimos caminando.














Fotografía: Editorial Contexto.
Canción "Querida" en YouTube

20 sept. 2016

El sueño de Bea




Nos hicieron llegar este lindo video con el testimonio de Bea.
Esperamos que sea de ayuda para quienes lo vean.
A nosotros nos encantó!
Como dice Bea:

Al cáncer no le gustan los colores por eso ella optó por llenarse de ellos.


VIDEO


16 abr. 2016

La visita inesperada



Hoy es Ivonne quien comparte su historia. Es de ayuda para muchos leer lo que cada una hemos vivido o estamos viviendo. Anímense a hacernos llegar la suya!


El año pasado, en un día frío de junio, recibí la noticia de su visita.
Me pareció raro, nunca había visitado a mi familia, siempre visitaba a
alguien conocido, a alguna amiga, alguna vecina…
Pero él, silenciosa y sigilosamente, había entrado en mi vida y en mi cuerpo. Sin que yo me diera cuenta ya estaba instalado.
Cuando pensé que todo había terminado y mi vida  iba por un solo carril y
sin mucho sentido, apareció  nuevamente él, para poner mi mundo patas para arriba.
Al principio me enojé mucho! ¿Quién era él para aparecerse así, sin permiso, para enfrentarme de vuelta a la lucha? ¿Acaso ya no había tenido bastante?
¿Cómo hacia ahora para volver a pelear?
Como dice no sé quién: “Cuando pensé que sabia todas las respuestas, me cambiaron todas las preguntas”.
Pensé que era el principio del fin…y así fue, pero al revés, fue el fin de una etapa de mi vida, y el principio de otra, donde solo de mí y de mi actitud hacia él dependía el resultado.
Tuve que aceptarlo y aprender a convivir con él. Esta vez, había golpeado mi puerta.
Me enojé y tuve que pelear, no sé si mucho o poco, lo único que sé es que, como me dijo mi hermano: él no sabía con quien se había metido. No me iba a vencer tan fácilmente!
Tuvimos varias batallas duras y penosas, pero en cada una yo me daba cuenta que él se hacía más débil y yo más fuerte. En cada una de ellas fui viendo lo que tenía alrededor y yo no veía, amor y más amor, apoyo incondicional, afectos, energía positiva,  todo lo que hizo que él retrocediera y yo avanzara.
Hoy me doy cuenta que no vino a lastimarme, sino a sanarme heridas viejas, a enseñarme que yo, y solo yo, soy la protagonista de mi propia vida. Que no siempre se puede dejar contento a todo el mundo. Que lo que piense la otra persona de mí es un problema del otro y no mío… Que con la única persona que me tengo que llevar bien es conmigo misma, ya que es  la única persona que me va  acompañar hasta el final.
Un día… como llegó, se fue. ¿Para siempre?, no lo sé. Ojalá que si!
Si no es así, la próxima vez ya lo veré como un viejo conocido y sabré cómo enfrentarlo.

Amigo Cáncer, gracias por todo lo que me enseñaste en este tiempo.
Sin dudas era la lección que me faltaba aprender en mi vida.

Gracias, Ivonne.

EN HONOR A TODAS LAS VALIENTES GUERRERAS QUE LO ENFRENTAN DÍA A DÍA
EN MEMORIA Y CON RESPETO POR AQUELLAS QUE PERDIERON LA BATALLA




31 mar. 2016

6To. ANIVERSARIO DE MAMA MIA

Hace 6 años, el primero de abril de 2010, veía la luz un sueño por un tiempo dormido: crear un grupo virtual de apoyo a quienes hubieran o estuvieran transitando el camino del cáncer de mama como nosotras, Catalina, Elizabeth y Patricia.

En el principio se fue gestando una idea similar en varios corazones;  es frecuente, a quienes hemos transitado el camino del cáncer, que  nos quede como “secuela” el querer compartir para poder ayudar.  Ya pertenecíamos a un grupo presencial, y nos reuníamos cada tanto. Sin embargo, las ganas de formar un grupo virtual estaba latiendo  desde antes, y como tantas cosas, esperaba su momento. Y fue ahí, en esa mesa de té, cuando nos conocimos y nos contamos los proyectos dormidos, que nos dijimos “es ahora”. 

 A la semana ya estábamos reunidas nuevamente definiendo las líneas fundamentales de lo que sería MAMA MIA. Teníamos muy clara la misión: ofrecer la ayuda y la referencia de que se puede salir adelante, ser soporte y escudo, y en toda comunicación mostrar la actitud de vida, de amor a la vida, la confianza y el humor, como ingredientes indispensables para llevar en este camino.  ¿Que no es fácil? Lo sabemos, pero también tenemos que saber que no estamos solas,  y que en compañía es más llevadero.

Así fue que el primero de abril de 2010 MAMA MÍA se presentó al mundo, a través del blog y de la página en Facebook. Lo que vendría después, estábamos lejos de poder imaginarlo.  Reuniones presenciales y en salas virtuales,  charlas, actividades en conjunto con otros grupos, empresas y personas que nos ofrecieron la posibilidad de llegar a más ayudando a difundir nuestro mensaje, la caminata Por la Vida, que ha tenido puntos de encuentro para caminar en simultáneo en diferentes ciudades y pueblos de nuestro país y de varios países del mundo, una canción,  “Querida”® que nos acompaña en dichas caminatas, y el libro “Querida Mama Mía”, en el que compartimos historias, nuestras y de otras compañeras de senda, fomentar la creación de más grupos de ayuda en el interior del país, préstamo de pelucas a quien necesite, ser vínculo para que otras instituciones reciban beneficios concretos, y más. 
Obtuvimos numerosos reconocimientos, que como decimos, puede parecer una vanidad mencionar, pero también son señal de que algo se está haciendo.

Miramos hacia atrás y vemos con gran alegría cuánto hemos andado. Miramos hacia adelante y vemos, con humildad e ilusión, cuánto nos falta.

Hemos ofrecido algo, hemos recibido y aprendido mucho. Y nos maravillamos porque la vida nos sigue sorprendiendo.

¿Qué nuevos desafíos, qué nuevas posibilidades nos presentará esta senda que hemos elegido? No lo sabemos.

Y mientras esperamos buenas sorpresas con una sonrisa, nos despedimos con el saludo de siempre:

Seguimos caminando.


¡Feliz aniversario!!














8 mar. 2016

ELISA

Nos encanta publicar lo que nuestros amigos nos envían para compartir.
En esta ocasión, esta pequeña, simple y fresca historia fue escrita por una querida amiga que hace muy poquito tiempo se fue, pero sigue acompañándonos desde otro lugar...
Por alguna razón no intencional, había quedado archivada en borrador y nunca fue publicada y hoy revisando el blog la encontramos.En su memoria la damos a conocer hoy y en este día especial, "Día Internacional de la Mujer", la recordamos como un ejemplo de vida. 



Se paró frente al espejo. Se estiró y se miró de lado. Se puso de puntas de pie y giró la cabeza.
Eso la hacía parecer más estilizada. Dio varias vueltas sobre los talones y su vestido de gasa se sacudió al compás de los movimientos armónicos de su cuerpo.
Esos zapatos de taco alto la hacían ver definitivamente, más alta.
El pelo suelto a su vez, mostraba que estaba tan largo que casi llegaba a la cintura, mimando el cinturón.
El maquillaje, acorde a las primeras horas de la tarde, era tenue, con alegres tonos pastel, jugando con el color miel de los ojos de Elisa.
La música sonaba suave en la radio, cómplice de su alegre estado de ánimo.
Le gustaba bailar delante del espejo, y hoy, más aún.
Si bien pasaba los treinta, su alegría y serenidad, la hacía parecer mucho menos.
Sonó el timbre y eso la sobresaltó. Se le desprendió una flor del cabello, pero se agachó y la levantó con rapidez.
Se la colocó en su cabeza, dentro de su melena dorada, entremezclándola hasta que pareciera nacer allí.
Se volvió a mirar al espejo. Se estiró el vestido sobre la cintura y la asimetría de su pecho era notoria.
Solo habían pasado algunos meses y seguramente, lo estético tendría solución.
Volvió a sonreír. 
Estaba viva.


Texto de Mónica Yapur regalado a MAMA MIA. GRACIAS!!!!

MUJERES, tan solo y tan mucho MUJERES

A fines del 2015 una de las integrante del grupo HONRAR LA VIDA, que apoya a mujeres con cáncer, al igual que nosotros,  nos convocó a escribir nuestras historias de manera concreta, dando un mensaje positivo, de esperanza. Su idea era hacer una presentación titulada: HISTORIAS DE MUJERES.
Las tres creadoras de MAMA MÍA (Patricia, Catalina y Elizabeth) respondimos a la solicitud y hoy queremos compartirlas con nuestros lectores.



El día del diagnóstico sentí como si el mundo se derrumbara, tuve miedo de quedarme sin sueños, sin proyectos, creí que mi futuro se haría pedazos.
Después, de a poco, todo fue sucediendo; me rodearon ángeles vestidos de médicos, de enfermeras, de familia, de amigos, y también de personas que no conocía. Me cuidé, me cuidaron, hasta que un día, y no sé muy bien cómo, me levanté y comencé a juntar los pedacitos para armarme de nuevo y salir adelante con los sueños que me quedaban.
Hoy, soy una mujer diferente, tal vez más fuerte, tal vez espiritualmente más rica. No sé si algún día pueda decir que he vencido al cáncer, lo que sí puedo asegurar es que él no me ha vencido a mí.


Patricia



Yo tenía 41 años y cuatro hijos chicos cuando me diagnosticaron.
Y como no soy la excepción, me hice las preguntas de siempre: “por qué a mi?”, “por qué ahora?”...
Unos días después de terminar con el tratamiento (me pegó fuerte, fue duro para mi) estaba en misa y veo una mamá corriendo tras su beba chiquita, todas sabemos como es cuando se largan a caminar, no paran, solo nos queda doblar la espalda y correr tras ellas. Entonces hice memoria, mi cara se iluminó con una gran sonrisa y se me representó la imagen de mis gemelas corriendo por todos lados a esa misma edad. Entonces pensé: Dios me lo mandó ahora porque ahora puedo.
Ahora podía luchar, no estaba en esa etapa, mi cuerpo podía atacar con todo, guardando energías para disfrutar a mis hijos. Así como pude cuando me mandó gemelas ya teniendo dos chiquitos, así pude con el tratamiento.
Y eso hice, di lucha, y pude.

Por que elegí esta foto? Esta foto es de este año. Yo pensé en aquel momento que no iba a disfrutar más viajes. Y aquí estoy, subiendo escalones en unas pirámides mágicas, sintiendo que se puede, que siempre hay escalones por subir.

Quiero compartir lo que escribí cuando terminé con la quimio en mi muro de facebook:
26/4/2010
Y es así, hoy fue la ultimísima de mis torturitas-curadoras y me parece mentira no decir más "una menos", "ya falta poco", "no es nada", “tengo que poder” porque ya está!!! me veo cruzando la meta y con una certeza ineludible de que gané. 
Sin ánimo de quitarme mérito, tengo que decir que tuve una gran hinchada, un entrenador de hierro que me acompañó en cada paso y no me dejó flaquear ni un segundo, que las sonrisas de mis hijos me iluminaron al costado de la carrera cual soles, que no faltaron amigos y familiares que me acercaran palabras amables y de buen ánimo, que el rezo del rosario compartido con las amigas fue fundamental, que sentí a Dios conmigo en cada momento y podría seguir, agradeciendo en detalle. 

No me queda más que agradecer, aplaudir y emocionarme con el apoyo recibido, no veo la hora de descorchar el champagne (simbólico no? ya que no me gusta) como símbolo de festejo, salpicar a todos los que están a mi alrededor para que sepan que me siento feliz de haber superado esta prueba. 

Catalina



Cuando me enteré que tenía cáncer, a los cuarenta y cuatro años, no lo podía creer pues no sentía ni veía nada diferente en mi cuerpo.


Muchas cosas cambiaron en mi vida desde entonces, perdí un pedazo de mi cuerpo y otro de mi vida, mi pareja, después de diecisiete años de matrimonio.
Cierto día decidí viajar al sur de Chile y subir al volcán Osorno,  mi intención era dejar en su cima toda la angustia que me oprimía. Quería volver a empezar. Miré al cielo y vi un cóndor que planeaba entre los picos nevados.
Al regresar, la vida me dio una sorpresa que no esperaba… En el Tala, cerquita de Montevideo, encontré al Sr. Amor. Cuando lo conocí, estaba por culminar mi quinto año de tratamiento, es decir se avecinaba  el retorno a la vida normal.
Y siguieron las sorpresas…El día que me hice la mamografía de control, de nuevo la palabra cáncer resonó en mis oídos.
Esta vez no escalé una montaña real, mi amor y yo nos tomamos de la mano y juntos emprendimos el camino, esquivando las piedras, apoyándonos el uno en el otro.
Como aquel cóndor, hoy extiendo mis brazos y miro al mundo con otros ojos, agradecida por ser feliz, por haber tenido fuerzas para enfrentar la adversidad y por haber vuelto a sonreír.

                                                                                  Elizabeth


Nos encantaría que quienes estén leyendo estas líneas se animen a escribir su propia historia y compartirla. Seguramente será de ayuda para muchos.

                                      






4 feb. 2016

4 de Febrero, Día Mundial contra el Cáncer


En esta fecha suele haber amplia cobertura del tema, los medios mencionan estadísticas, se publican entrevistas, notas, cifras.
Nosotras durante todo el año insistimos en la prevención, para lograr esa detección temprana que salva muchas vidas. Y si la prevención no ha sido suficiente, aquí estamos, para demostrar y demostrarnos que se puede, que es un obstáculo más y que si hay que hacerle frente al cáncer, la confianza, el humor y la compañía son elementos fundamentales para llevarlo mejor.

Cierto es que en el camino de la vida encontramos algunas piedras, y cierto es también que cada día es una perla, cuyo valor no debemos olvidar. 
Esa es la actitud, hoy 4 de febrero, Día Internacional del Cáncer, y cada día de los que vendrán.
 

31 ene. 2016

DIEZ MIL GRACIAS!!!!


La expresión me gusta o no me gusta suele utilizarse para mostrar aprobación o desaprobación, preferencia o no preferencia, afinidad, o no afinidad. Sin embargo, en este medio virtual adquiere otros significados o connotaciones. Según a lo que se dé el click en el dichoso “me gusta”, se está marcando visita, una forma de decir “aquí estuve, leí”; es en cierto modo una forma de saludo o de solidaridad.
En lo que se refiere a páginas, por ejemplo, el “me gusta” es además, una manera de apoyar la difusión. Según el rubro, persona, empresa, artista, u organización a que corresponda esa página se está marcando no sólo un gusto, pertenencia o preferencia, sino además una simpatía por lo que la página implica, lo que promueve, el tema que aborda.
Es bastante más difícil lograr “me gusta” a páginas que refieren a algo que nadie quiere tener cerca, que de por sí no es agradable… como enfermedades, por ejemplo. Sin embargo, a puro pulmón y sin publicidad paga, decimos con gran sorpresa y alegría que en MAMA MÍA estamos casi en los 10.000 usuarios que han decidido mostrar su simpatía por la página. Y sabemos, tenemos la certeza de que cada uno no es solamente un número, sino alguien más que ayuda al alcance de nuestro mensaje.
Diez mil gracias!!!! A todos y cada uno de ustedes, que nos acompañan! Y seguimos, por más
.

10 oct. 2015

Todo Uruguay nos acompaña, Caminando Por La Vida, teñido de rosa.





Hace tres años tuvimos un sueño: caminar Por la Vida, de frente al cáncer, y en un pequeño grupo de personas portando algo rosado "teñir" -figuradamente- un pedacito del Parque Rodó con ese color que internacionalmente identifica  nuestra causa. 
Y se fueron sumando a la consigna, y se iluminaron edificios, y también el campo se viste de rosa, solidarizándose.
Hoy, con emoción, vemos que todo nuestro país se ha puesto rosa, porque en cada rincón hay alguien que nos dice ¡estamos con ustedes!!!, porque no nos es ajeno ni el dolor ni las luchas de otros, y por suerte, tampoco nos es ajena la alegría de vivir.
Vamos, querido Uruguay!!! Vamos, que en todo el planeta hay personas en rosa caminando por la vida!!!!
Y seguimos caminando.

11 sept. 2015

CAMINATA POR LA VIDA 2015 Uruguay


Una vez más por cuarto año consecutivo, MAMA MÍA convoca a realizar la CAMINATA POR LA VIDA para concientizar sobre la importancia de la prevención del cáncer de mama. Una ocasión para conocernos, abrazarnos, reír y caminar juntos, con la certeza de que juntos somos más fuertes, de que la sonrisa siempre vuelve y de que seguimos caminando.
Será en Uruguay, pero invitamos a todos a que, estén dónde estén, porten algo rosa el 17 de octubre y a las 15 hs de Uruguay nos acompañen ( aunque sea den la vuelta manzana!). Luego nos pueden enviar fotos para armar un álbum con todas las personas de los lugares participantes.
En Montevideo nos encontraremos en la Fuente de Andalucía del Parque Rodó.
en los diferentes departamentos se comunicarán en facebook los diferentes puntos de encuentro.
LOS ESPERAMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS!!!

Patricia, Catalina y Elizabeth

30 abr. 2015

Laura, su proyecto de imagen y su voluntad de ayudar.






Hola, mi nombre es Laura y soy Asesora de Imagen Este año termino mi Tecnicatura y para aprobar el curso debemos desarrollar un proyecto acerca de un área relacionada a nuestra carrera dónde emplear nuestros conocimientos. Me planteé aplicar la Asesoría de Imagen en la salud; pensando un poco en los beneficios que tiene en la autoestima de los pacientes, el minimizar los cambios en la imagen externa, el vacío que existe en torno a este tema y los efectos psicológicos que esto produce durante los tratamientos de las distintas enfermedades. Dada la gran cantidad de posibilidades que esta área brinda en cuanto a los casos a asesorar, debía reducir el espectro a uno solo, para poder enfocarme y realizar este proyecto de la mejor manera posible. Elegí orientar el plan al estudio de las necesidades estéticas en pacientes oncológicos, principalmente aquellas que enfrentan al cáncer de mama. La propuesta se nos planteó hace ya un mes, nos pidieron que investigáramos al respecto en libros, buscáramos antecedentes de algún proyecto similar que se desarrolle en nuestro país o en el exterior y por otra parte, es necesario que hagamos entrevistas con médicos, psicólogos y por supuesto, pacientes. Es así que me puse en contacto con Elizabeth, para pedirle que hiciera de nexo entre las mujeres que forman Mama Mia y yo. Me gustaría, si me lo permiten, saber un poco más de esta enfermedad y de su manera de hacerle frente. ¿Cómo creen que podría ayudarlas en el cuidado de su imagen? ¿Cuáles son sus necesidades a nivel estético? Son algunas de las interrogantes que quisiera hacerles. Desde ya, les doy las gracias por su tiempo y por su colaboración. Un beso, Laura.


Agradecemos los comentarios en la página de Facebook de MAMA MIA: 

https://www.facebook.com/fb.mamamia?fref=ts




28 abr. 2015

Tiempo de espera, tiempo de esperanza



Solo el que está en tus zapatos sabe lo que estás viviendo. Esa lucha interna de un guerrero.
Cada persona vive lo que le pasa, como mejor puede; como una tragedia o desgracia, como una prueba de vida y de fe, como un ensañamiento de la vida o como una etapa a superar, una prueba más que la vida nos pone adelante a la cual tenemos que hacer frente y sacar lo mejor de nosotros. Con noches oscuras más oscuras que nunca y días que nos piden nuestra mayor dedicación.

Hoy vamos a compartir la historia de Christine Augsburger y Fabienne Berthier, dos bellas personas que se enfrentaron en el 2014 con la triste noticia de padecer cáncer de mama,  se conocieron  primero en un curso de auto maquillaje y ahí quedaron en contacto, luego coincidieron en la Clínica COR para realizarse a la misma hora su tratamiento de radioterapia.

Si bien las sesiones duran apenas unos minutos eso valió la pena para encontrarse, sentarse en ese pasillo y compartir charlas de vida. Allí conocieron a muchas personas que cómo ellas atraviesan todo tipo de tratamientos,  cada una con su historia y su esperanza de vida.


De  esos encuentros diarios surgió la idea de compartir un café o un té con esa  pregunta marcada “Cómo estás y cómo llevas todo?”. Intercambiar datos, tips sobre los tratamientos, pelucas y alguna que otra historia.
Tuvieron una idea, esperar a sus compañeros en "sala de espera" con un rico desayuno.


Poco a poco se fueron sumando algunas personas que al ver la iniciativa siguieron colaborando y cada día en esa mesa se agregaba algo más para compartir.

Encontraron personas maravillosas, algunas de Montevideo y otras del interior del país. Un ómnibus de Maldonado traía a un grupo de pacientes; cómo olvidar al señor que contaba chistes y nos hacía llorar de la risa, a las amigas que nos hicimos, a los chicos jóvenes que venían. A la señora de Colonia que viajó con su torta de naranja para compartir.  Hasta se hizo una fiesta de despedida e intercambio de teléfonos al final.


Christine, en su último día de tratamiento, apareció con una cantidad de plantas de "Alegrías" que llevó para regalar con  hermosos mensajes:
 “ Con una actitud positiva, tus problemas se vuelven retos, tus obstáculos enseñanzas, y tus penas parte de la vida”
“No hay mejor medicina que vivir con Alegría y tener pensamientos positivos”
"Gracias por alegrarme estos días en COR"
"Fuerza y muy buena energía"














"Cada día sabíamos que a media mañana  compartiríamos un abrazo, un beso y ese encuentro tan lindo".
A la gran mayoría de los pacientes  los médicos piden todo tipo de cuidados  y reservas al estar en contacto con el exterior por un tema de defensas,  entonces ese pequeño encuentro pasó a cortar la rutina diaria, esa monotonía en la cual cada día es igual al anterior. No existen muchas novedades solo ser fiel a un tratamiento y confiar en cada procedimiento, para el creyente es tener a Dios de nuestro lado acompañándonos.
Hay momentos para leer y tener conocimiento real de lo que nos está pasando y hay otros momentos en los cuales solo nos llenamos de pensamientos positivos evitando lo desgarrador de lo que nos pasa.
Ser paciente oncológico es una prueba de vida grabada a fuego, nadie es igual después.
Para el que lo vive es lo más parecido a ir a una batalla, por eso en infinidad de libros hablan del Guerrero. Para nuestras familias y afectos son momentos de muchos cambios y de asimilar lo ínfimo que somos en la vida. Todo se ve distinto sabemos que nadie tiene la vida comprada,  que nos vamos a ir cuando sea el momento,  será por la enfermedad o no. Sabemos que lo que es fácil se torna difícil y lo difícil en un  milagro. Tratamos de vivir el Hoy es Hoy que nos dice Louise Hay. Es tiempo de volver a nuestros sentimientos más profundos, más puros para encontrarse con uno mismo,  con lo bueno y con lo malo que uno tiene, a sacar fuerzas de nuestro interior. A encontrar el amor en cada cosa que hacemos. A recibir todo lo bueno de la vida porque lo merecemos.
Cómo dijo nuestro querido Galeano “La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que ahora. Si no es ahora, ¿cuándo? Tu vida estará siempre llena de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices de todas formas.”


12 abr. 2015

¡CUANTAS PUERTAS!¿las abrirías?

Si supieras que detrás de algunas puertas hay dolor, de otras decepción, de otras enfermedad , pérdidas; detrás de otras, pequeñas alegrías, momentos perfectos, y la certeza absoluta de que una de ellas te conduce a la felicidad. ¿Acaso no arriesgarías a enfrentar lo que haya detrás de cada una? La felicidad, la alegría, los momentos perfectos, se alcanzan, y para ello es necesario arriesgarse a abrir algunas puertas. Que abras las puertas apropiadas, y al menos las que no son felices te dejen aprendizaje.

23 nov. 2014

Sé valiente!!! TODO VA A ESTAR BIEN.

Ana nos dice:
Hoy he recibido muchas señales que me indicaron que es un día especial para incentivar a mis conocidos y amigos de que ante los momentos difíciles, uno debe intentar sacar lo mejor de uno y ser valiente:
No voy a aburrir con mi historia, ya que seguramente me importe solo a mi, pero sí intentar trasmitir que uno ya es valiente al levartarse todos los días y seguir adelante, pero se necesita mas.
Cuando el 8/01/2010 me informaron que tenía cáncer a mis 28 años de edad, y tiempo después un 8/03/2010, que tenía el tumor mas difícil de combatir, que solo el 15% de las mujeres con cáncer de mama padecían, y además que existía un quimio de la cual no se tenían los resultados a largo plazo ya que no había sido utilizada por mas de 10 años... me dije: TODO VA  A ESTAR BIEN... y así fue...
Antes de empezar la quimio, me advirtieron que no era posible ser madre, ya que mi tratamiento de 36 aplicaciones, que llevarían un año y medio de quimio, interrumpida por radio unos dos meses, decidí realizarme una aspiración de ovocitos, ya que no había sido madre y en un futuro esperaba serlo...  de todas formas me volvieron a advertir, aunque puedas quedar embarazada por in vitro, no podrías soportar el cambio hormonal de tu cuerpo... volví a decirme... TODO VA A ESTAR BIEN.
Cuando quedé embarazada sin utilizar mis ovocitos, y sin esperarlo ni buscarlo... me volvieron a decir los médicos, es muy riesgoso, si el cambio hormonal indicara alguna posiblidad de que volviera el cáncer, antes de cumplir las 32 semanas ... deberás interrumpir tu embarazo... a lo cual volví a decirme TODO VA A ESTAR BIEN.
Cuando llegaron las 32 semanas, lo festejamos con mucha cautela ya que mi oncólogo volvió a decir:
 " si los marcadores siguen subiendo y superan los 40, deberemos hacer una cesárea"... y volví a decirme a mi misma... TODO VA A ESTAR BIEN... llegué a las 40 semanas con 38 en los marcadores y al mes de nacer mi ángel ya habían vuelto a la normalidad.
Con esta nota no busco un "me gusta", ni comentarios, ni mucho menos que lloremos todos... sino trasmitir que SI SE PUEDE, que debemos seguir nuestro corazón, lo que sentimos en nuestro interior, ESCUCHARNOS, ESCUCHAR NUESTRO CUERPO...
Sé que muchos prejuiciosos juzgarán mi nota y dirán: "otra vez Ana, escribiendo lo que siente en una red social" y la verdad, poco me importa, no le debo explicaciones a nadie, ya pasé por mucho y elijo con quién estar y a quién amar, todos los días de mi vida...
Lo que quiero trasmitir, es que TODOS PODEMOS SER VALIENTES ... Y QUE NO DEBEMOS DEMOSTRARLE NADA A NADIE SOLO A NOSOTROS MISMOS... ojalá mi pequeño príncipe, se de cuenta algún día, de todo lo que debió luchar para estar con nosotros y AGREGARLE VIDA A NUESTROS DIAS... ESO ES LO MAS IMPORTANTE GENTE ! SEAN FELICES !!!
Gracias
Ana