30 oct. 2010

Un testimonio interesante.Gracias Clarita!

Sonó el teléfono. Jamás imaginé que esa llamada iba a cambiar mi vida. ¿Cáncer? Sí, cáncer. Aún creo que estoy escribiendo una novela, una historia más de todas las que año a año atraviesan por esta terrible enfermedad. Pero sí. Soy yo. Es a mí a quien llamaron esa maña ...na. Por un segundo pensé que se trataba de una pesadilla, que pronto despertaría agitada y le contaría este delirio a mi marido mientras deglutía una tostada con café con leche y revisaba el diario del día. Me agarré del borde de la cama intentando borrar la sensación de vértigo que se apoderó de mi médula y caí en la cuenta de que estaba despierta, que de verdad me habían llamado, que podía morir. Sí, morir, con 27 años. Puedo jurar que sentí la presencia de la muerte tan cerca que hasta la olí. Estaba parada atrás mío, y no se iba a mover tan fácil. Entonces lloré, lloré por la maldita palabra.





Agradecemos a la radio El Libertador 1210am Vergara/33 y al programa Activo33, quien realizó esta entrevista y gentilmente nos envió el enlace para compartirlo con tod@s nuestros visitantes.

No hay comentarios: