9 oct. 2011

Lola se hizo la mamo.

Lola espera tranquila en la sala de espera el resultado de la mamografía.

La enfermera le pide que pase al consultorio médico.

_Mucho busto Lolasaluda muy serio el médico radiólogo.

_¿Cómo?

_ Perdóneme, estoy desfiado…Mucho gusto, soy el doctor de guardia. Tengo una mala noticia para darle… lo lamento…Tiene cáncer de mama.

_ ¿Yooo?, ¿cáncer?, ¿ en mi mama???. No puede ser! Lo mío es sólo un bultito…

_Era sospechoso…en la radiografía parecía un arbusto, perdone que sea tan gráfico…

_ No, está bien, es que no salgo de mi asombro...si no siento nada…

_Es importante que no se nos pase el momento de actuar. Hay que operar a la

brevedad. Llévele la momografía a su médico cuanto antes.

Lola actuó diligentemente. Cumplió con todos los requisitos preoperatorios y en pocos días desapareció el arbusto con la pasteta que la amenazaban en silencio.

El día del control, sorprendió a su médico con una amplia sonrisa.

_ ¿Cómo me ve, doc?

_ En realidad…muy bien. Me extraña verte tan ánimada…Parecería que no te lo tomás muy a pecho

_ Está equivocado. Me lo tomo muy a pecho!!!Es que esto que me sucedió me hizo pensar mucho y me di cuenta de que a veces es necesario perder algo para darse cuenta de que a la vida hay que valorarla, amarla, defenderla.

Si te tapás los ojos y no querés ver la realidad, te perdés la oportunidad de ver el sol que nos da su calor y energía para luchar.

MAMA MIA!, tengo que apurarme porque me voy a encontrar con un grupo de amigas destetadas que me ayudaron mucho por internet desde el momento que me enteré del diagnóstico y entienden lo que estoy viviendo. Nos denominamos “guerreras de la vida”, luchamos juntas y nos damos ánimo mutuamente.

Acá le dejo una tarjeta para que conozca el blog MAMA MIA, vea de qué se trata y déle difusión entre sus pacientes.

Gracias por todo, doctor. Hasta el próximo control. Le dejo un lacito rosa de regalo.

No hay comentarios: