23 sept. 2013

"Querida" (de HOLEM, para nosotras, las mujeres que enfrentamos la adversidad)



Desde sus  inicios, MAMA MIA  tomó la bandera de la esperanza, la unión y la alegría para hacerle frente al cáncer. Pensábamos llegar a un grupo de mujeres, si bien no reducido, jamás creímos la repercusión que tendría nuestra página, sobre todo porque no tenemos ni queremos tener una estructura organizacional, lo que nos obligaría a destinar tiempo del que dedicamos al “mano a mano”, a la conversación, telefónica, presencial o virtual, al amor que le ponemos.
Siempre decimos que no manejamos dinero, total, lo que damos no nos cuesta, y lo que recibimos tampoco, porque el amor no tiene precio.
La vida nos dio un golpe bajo en su momento, pero eso mismo nos permitió verla de otra manera, ver la gente de otra manera, lo que favoreció entonces la creación de este grupo de amigas que estamos unidas por muchas más cosas que el cáncer.
Nos reunimos, nos reímos – también lloramos algunas veces- y nos movilizamos para contener a otras. Hacemos juegos de palabras, nos maquillamos, nos prestamos pelucas y sobre todo, nos potenciamos en la fuerza, porque de esas piedras que la vida puso en nuestros caminos estamos haciendo una fortaleza, en cuya puerta flamea, oronda y orgullosa, esa bandera de la esperanza.
En setiembre de 2012, convocamos a caminar por la vida, y no pudimos creer la cantidad de gente que se nos unió, en Montevideo y en otros lugares del mundo. Con gran alegría, entendimos que hay un algo especial en esto tan simple.
Así, de historias nuestras y de otras amigas surgió el libro “Querida Mama Mía”, y volvimos a sorprendernos.
Mis amigos del Grupo HOLEM, de Juan Lacaze -que increíblemente también conocieron a Eli en su juventud, mientras que nosotras no nos habíamos cruzado- me sugirieron poner música a los versos que muchas veces me van directo del corazón a la mano, y me emocionaron una y otra vez con una melodía llena de amor a la vida, con “Querida”, un tema musical que es un canto de admiración y de esperanza.
“Querida” será la canción que entonemos cada año en las caminatas POR LA VIDA, en simultáneo con el mundo.
Invitamos a quienes quieran acompañarnos, en cualquier lugar del mundo, a caminar, con una prenda o un detalle de color rosado, y cantando, porque la música es alegría, la alegría da más vida, y la vida, aunque a veces duela, es hermosa.
Patricia.

1 comentario:

claudia mancebo dijo...

Afrontar el cáncer de forma holística, Dr. Alberto Martí Bosch