14 oct. 2014

Eli reflexiona sobre su nueva vida.

Hace catorce años y un día fui operada por primera vez de cáncer de mama a los 42 años.
El hallazgo fue en una mamografía de control y las microcalcificaciones eran pequeñas, pero de todos modos, habían células con malas intenciones...
Comencé elperiplo con una cirugía parcial (cuadrantectomía), pero a los dos meses volví al quirófano para un vaciamiento axilar, luego del resultado de la anatomía patológica que resultó ser "infiltrante".
Cinco años mas tarde, estaba feliz de saber que finalizaría mi tratamiento y concurrí a realizarme la "mamo" de control...cuando el balde de agua helada me dejó petrificada. Nuevamente tenía cáncer, no era una recidiva, era otro diferente en el mismo seno y esta vez, la opción sugerida fue la mastectomía. Me convertí en amazona.
Dadas las características de mi caso, tuve que esperar tres años para hacer la "reconstrucción" y lo pensé varias veces (pues no me hacía ninguna gracia volver a la sala blanca).
Un 2 de enero del 2008 pasé a tener "lola nueva" en el año nuevo, y si bien dejé de ser amazona, pasé a ser una "simétrica recauchutada" que no quedó perfecta pero...me las arreglo para disimularlo.
Hoy hace catorce años y un día del comienzo de esa etapa de mi vida que me dio vuelta la vida.
Canto de alegría porque "estoy" y creo que por algo y para algo estoy viva. En el camino encontré a dos mujeres que me acompañaron en la audaz idea de crear un grupo de apoyo a las personas con cáncer a quienes se pudiera ayudar desde la experiencia propia. Ese grupo se llamaría MAMA MÍA. En cuatro años y medio, MAMA MÍA se convirtió en un movimiento que cuenta con miles de seguidores que se unen a las filas de la lucha frente al cáncer con una actitud diferente, la de mirarlo con una sonrisa y decirle sin miedo: YO PUEDO ENFRENTARTE y lo haré con optimismo y alegría, porque tengo fuerzas y porque amo la vida.
Por tercer año consecutivo, este 18 de octubre realizaremos la Caminata por la Vida, y la convocatoria traspasó fronteras, pues nos acompañarán amigos de muchos países del mundo, portando algo rosa, uniéndose a la campaña mundial de concientizar sobre la importancia de la prevención y cantaremos simultáneamente una canción escrita especialmente para nosotras que se llama "QUERIDA".

MAMA MÍA los invita a seguir caminando, y asegura que la sonrisa siempre vuelve, tarde o temprano, siempre vuelve.

Yo, feliz, festejo mis 14 años, me siento como una adolescente con mucha energía para seguir andando tomada de la mano de tantos amigos!

Eli